Anacardo: La nuez que regula la grasa corporal, el sueño y la energía

¡Compártelo con tus seguidores!

Anacardo: La nuez que regula la grasa corporal, el sueño y la energía
5 (100%) 1 vote

El anacardo, también conocido como nuez de la India o castaña de cajú, es uno de los frutos secos más saludables, pues proporciona altas cantidades de ácidos grasos monoinsaturados que reducen las grasas malas en el cuerpo (mucho más que las nueces, los pistachos o las semillas de calabaza).

Actualmente, es muy utilizado como un potenciador de las dietas para bajar de peso, por su efecto quema grasa. Además, ayuda a regular el sueño y el estado anímico, protege el sistema óseo, muscular y colabora en el tratamiento de diversas enfermedades.

Las castañas de la India no solamente son deliciosas, son también un alimento de alto valor nutricional y se considera un multivitamínico natural muy recomendado para embarazadas, diabéticos y personas activas que necesiten aumentar su energía y reducir el estrés.

Su consumo regular provee una extensa lista de efectos benéficos. Pero se deben consumir en las dosis recomendadas, pues el abuso del fruto, como sucede con cualquier alimento, puede provocar dolores de estómago y otros efectos no deseados.

¿Qué es el anacardo?

El árbol de anacardo (Anacardium occidentale), originario del nordeste de Brasil y Venezuela, tiene un fruto que consta de dos partes diferenciadas, el fruto (o pseudofruto) y la semilla (la nuez). El fruto, conocido como manzana de acajú, es carnoso, de color amarillo o rojo, y cuando madura se desarrolla su nuez. Ambas partes pueden consumirse, pero no crudas.

De la nuez se extrae un aceite de color marrón oscuro llamado cardol, el que se utiliza como ingrediente de algunos medicamentos denominados betabloqueantes. Este componente transforma la respuesta del organismo a algunos impulsos nerviosos, especialmente del corazón, y ayuda a prevenir las arritmias.

La composición nutricional de la castaña de cajú es excepcional. Contiene escasísima agua (es un fruto seco), lo cual permite un aumento exponencial en la proporción de nutrientes.

Contiene altas cantidades de vitaminas: vitamina A, C, E, D, K1, vitaminas del complejo B (B1, B2, B3, B5, B6 y B12. Y un perfil mineral excelente: calcio, hierro, potasio, fósforo, magnesio, cobre, sodio, manganeso, zinc, selenio.

Este fruto incluye los aminoácidos BCAA (leucina, isoleucina y valina), así como otros aminoácidos esenciales para la salud, los que se encuentran en concentraciones ideales para su completa asimilación. Contiene altas dosis de arginina, ácido glutámico, lisina, treonina, fenilanina, prolina y glicina. También contiene un óptimo perfil de triftófano, e incluye metionina, tirosina y cistina.

Los fitoesteroles presentes son fundamentalmente beta-sitosterol y campesterol. Su contenido en ácidos grasos monoinsaturados y ácidos grasos poliinsaturados es considerado óptimo por los nutricionistas, pues se acerca al ratio ideal de 1:2:1. También contiene altas concentraciones de ácido linoleico (octadecadienoico).

Otro aspecto destacable del anacardo es que contiene muchas proteínas. Una ración porta casi el 10% de las necesidades diarias del cuerpo humano.

Propiedades y beneficios del anacardo

Protege la salud cardiovascular

Gracias a su contenido en ácidos grasos monoinsaturados, así como fitoesteroles y tocoferoles, ayuda a bajar el colesterol malo (LDL) y los triglicéridos, aumentando los niveles del colesterol bueno (HDL). Los estudios señalan que comer anacardo de forma moderada (un puñado de nueces al día) disminuye el riesgo de un accidente cardíaco en un 37%.

Ayuda a bajar de peso

Los anacardos son conocidos por ser un alimento quema grasa, pues ayuda a eliminar el exceso de adiposidades en el cuerpo de forma efectiva. Además, contiene hidratos de carbono de absorción lenta, los que equilibran los niveles de azúcar y mantienen la sensación de saciedad durante mucho tiempo, lo cual evita comer en exceso.

anacardos propiedades

Promueve la salud de los músculos y los huesos

El anacardo es una excepcional fuente de magnesio, el mineral que forma parte de los huesos. Pero también contiene calcio y genera un efecto sinérgico que ayuda a mantener la salud ósea y muscular.

El anacardo ayuda a regular el sueño

Uno de los grandes beneficios nutricionales de las castañas de cajú es su alto contenido en triptófano, el precursor de serotonina, un neurotransmisor que se relaciona con el sueño y el bienestar. Los anacardos reducen el nerviosismo, el estrés y regulan el reloj biológico para mejorar el ciclo del sueño y el descanso.

Beneficia el cerebro

El consumo regular de anacardos aumenta el flujo de oxígeno al cerebro, optimizando las funciones cognitivas y mejorando el estado de ánimo. El efecto de la combinación de triptófano con las vitaminas del complejo B reduce la depresión, la ansiedad y aumenta la sensación de bienestar.

Previene problemas de visión

Su alto contenido vitamínico y antioxidante, previene el daño de la vista relacionado con la edad, como el daño macular y las cataratas. Además, mejora la salud del cristalino, el órgano con el que se enfocan los objetos cercanos y que permite tener una buena visión a todas las distancias.

Mejora la salud y la apariencia de la piel

En la actualidad, no existen dudas en cuanto a los positivos efectos de la vitamina E para la salud de los tejidos, de la piel, el cabello y las uñas. Este antioxidante ayuda a reducir el envejecimiento de la piel, hidratando y revitalizando las capas de tejido para mantener una piel hermosa y juvenil.

LECTURA RECOMENDADA:

>> Las recetas más fáciles con olla de cocción lenta (Larousse – Libros Ilustrados/ Prácticos)

Combate la diabetes

Los estudios señalan que es un remedio natural muy bueno para prevenir y tratar la diabetes. La razón de ello es que regulariza eficazmente los niveles de azúcar en la sangre y potencia la respuesta del cuerpo ante la insulina.

Es recomendado para el embarazo

Los anacardos son recomendados para mujeres embarazadas, pues contiene una gran variedad de vitaminas que promueven la formación saludable del feto y fortalecen el sistema inmune de la madre y el bebé.

Previene enfermedades

Los resultados de las investigaciones sugieren que su consumo, debido a su aporte de proantocianidinas, ayudan a combatir las células cancerígenas previniendo algunos tipos de cáncer, especialmente el cáncer de colon. También ayuda a combatir el hipotiroidismo, una enfermedad que ralentiza el metabolismo afectando el sistema inmunitario.

Preguntas frecuentes

¿Cuál es la ración recomendada?

La ración recomendada de anacardo es de 30 gramos al día (aproximadamente unas 20 semillas). Los nutricionistas recomiendan no excederse de la dosis diaria para evitar molestias gastrointestinales.

anacardos

¿Cuántas calorías contiene el anacardo?

Su aporte calórico es de 553.0 kcal por cada 100 gramos de anacardos. Sin embargo, no es un fruto que engorde, pues optimiza la eliminación de la grasa corporal.

¿El anacardo contiene mucho azúcar?

Sí. Son los frutos secos que contienen más azúcar. Pero es azúcar orgánico y este exceso se compensa con su contenido en vitamina A, K, B3 y potasio.

¿Tiene efectos secundarios?

Los anacardos no tienen efectos no deseados, pero pueden causar algunas reacciones en personas alérgicas, como dolor de estómago, vómitos, congestión nasal, asma y dolores en el pecho. Si se presentan algunos de estos síntomas, es necesario consultar al médico.

¿Qué precauciones debo tomar?

Nunca consumas el anacardo crudo, pues la cáscara contiene urushiol, una sustancia tóxica. Es bueno siempre comprar este alimento procesado, pues el simple contacto con la cáscara cruda puede provocar dermatitis en la piel. Pero es importante que sepas que en ocasiones se denomina “anacardo crudo” al que está tostado, para diferenciarlo del que se vende frito.

¿Cómo se almacenan?

Una vez que compres los anacardos, guárdalos en un envase hermético para evitar que se vuelvan rancios.

¿Cuáles son los anacardos de mayor calidad?

Existen muchos productos procesados, pero es recomendable comprar los tostados, pues los fritos contienen grasas saturadas y altas cantidades de sal.

¿Cómo se pueden consumir el anacardo?

Puedes comerlos solos, como un aperitivo saludable, o agregarlos a las comidas. Troceados o en polvo pueden agregarse a las ensaladas, caldos o salsas o utilizarse como ingrediente para la elaboración de pan, tartas, batidos, cremas y otros variados platos. En la cocina india, el anacardo se utiliza para hacer salsas de curry y algunos dulces, como el kaju barfi.

LECTURA RECOMENDADA:

>> Superalimentos para una vida sana: Prólogo del Chef Gonzalo D’Ambrosio

¡Compártelo con tus seguidores!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *