Kéfir: El Probiótico casero que aumenta la Energía y mejora la Salud

¡Compártelo con tus seguidores!

Kéfir: El Probiótico casero que aumenta la Energía y mejora la Salud
Puntúa este artíuclo

El kéfir es un probiótico semejante al yogur, con un gusto más ácido, pero es más sano. Y si bien es un lácteo, las personas intolerantes a la lactosa lo pueden consumir. Para quienes practican deportes, es un suplemento ideal, pues aporta proteínas y ayuda a quemar más grasas durante el ejercicio.

El principal beneficio de este alimento es que proporciona levaduras y bacterias saludables, promoviendo un ecosistema microbiano óptimo para la salud digestiva e intestinal, lo que desencadena efectos muy saludables para el organismo.

No solamente soporta la salud del sistema digestivo, sino que fortalece la inmunidad, previene infecciones, desintoxica el cuerpo y ayuda a prevenir o tratar diversas enfermedades.

Esta es una excelente alternativa al yogur, el que no siempre es saludable. Una de las razones de la preponderancia del kéfir es que es orgánico. Además, se puede preparar en casa, tiene muchas variaciones y es muy bueno para aumentar la energía, bajar de peso y aumentar las defensas.

¿Qué es el kéfir?

El kéfir es una masa simbiótica que se produce cuando la lactosa de la leche se transforma en ácido láctico. Esta combina bacterias probióticas, levaduras, proteínas y lípidos, la que se encuentra dentro de una matriz de polisacáridos (kefiran), que se compone principalmente por glucosa y por galactosa.

Su composición incluye muchas más bacterias y levaduras que el yogur: aproximadamente 40 cepas de bacterias beneficiosas y 6 cepas de levadura.

Sus valores nutricionales dependen de la leche con la cual sea producido. Pero generalmente, este alimento proporciona (cada 100 g):

  • 64 kcal
  • 4,8 g de carbohidratos
  • 3,3 g de proteína
  • 3,5 g de grasa
  • Vitamina A
  • Vitaminas del grupo B
  • Vitamina D y E
  • Calcio
  • Magnesio
  • Fósforo
  • Hierro
  • Potasio
  • Riboflavinas 

Todos los beneficios del kéfir

Estimula el sistema inmune

Los probióticos son microorganismos que forman parte de diversas funciones en el cuerpo, especialmente para la salud de la microflora intestinal. Son esenciales para mantener altas las defensas, para fortalecer la inmunidad y prevenir infecciones.

Los estudios muestran que este alimento ayuda a evitar los síntomas de las enfermedades que se relacionan con bacterias infecciosas, pero además contribuyen a reducir el consumo de antibióticos que producen un desequilibrio bacteriano.

La razón de ello es que los antibióticos no solo atacan las bacterias patógenas, sino también las que son beneficiosas para el organismo. Pero los probióticos solamente combaten las bacterias virales, y sus efectos son muy similares.

Mejora el sistema digestivo e intestinal

Los lácteos fermentados son esenciales para la salud del sistema digestivo e intestinal. Regulan el movimiento intestinal, desintoxican el organismo, y previenen y ayudan a tratar problemas de salud gastrointestinal.

kefir probiótico propiedades-digestivas

El kéfir se recomienda para el tratamiento de las úlceras, para la diarrea y el estreñimiento.

Fortalece los huesos

Los alimentos con calcio reducen el debilitamiento de los huesos que causa la osteoporosis y disminuyen el riesgo de fracturas. Pero el kéfir además contiene vitamina D, la que es esencial para la salud ósea.

Los nutricionistas recomiendan consumirlo 2 o 3 veces a la semana para fortalecer los huesos.

Ayuda a tratar la intolerancia a la lactosa

Este alimento ayuda a tratar la intolerancia a la lactosa, pues puede descomponer la lactosa y convertirla en ácido láctico. Además, contiene menos lactosa que la leche y el yogur.

Las personas que no toleran la lactosa deben prepararlo con agua o con sustitutos de la leche de vaca, como leche de soja, de arroz, de coco, de almendras, etc.

Reduce las arrugas y trata la dermatitis

El ácido láctico es muy bueno para restablecer el colágeno en la piel, pero este alimento es también un gran antioxidante y ayuda a rejuvenecer los tejidos dañados por los radicales libres. El kéfir ayuda a reducir la flacidez de la piel, las líneas de expresión y las arrugas, mejorando la salud y la apariencia de la piel envejecida.

También se puede aplicar externamente, pues ayuda a combatir las alergias de la piel y la dermatitis.

Acelera la cura las heridas

Los nutrientes que contiene esta súper bebida reducen la propagación de la infección en las heridas. Tiene propiedades antimicrobianas, antiinflamatorias, lo cual aumenta la capacidad del cuerpo para hacer frente a la infección y acelera su cura.

Intoxicaciones, alergias, cáncer

Otros usos del kéfir como tratamiento médico es el tratamiento de las intoxicaciones alimentarias. También se utiliza para aliviar las reacciones alérgicas, para combatir el estreñimiento, la resaca y para reducir el riesgo de algunos tipos de cáncer.

El kéfir es un tratamiento de gran utilidad para aumentar la inmunidad de personas con algunos tipos de cáncer y enfermedades autoinmunes.

Propiedades del kéfir para adelgazar

El kéfir proporciona diversos beneficios que contribuyen a bajar de peso. Uno de ellos es que es un gran desintoxicante y elimina los desechos y tóxicos del organismo de forma muy eficiente. Esto promueve un buen metabolismo y ayuda a equilibrar los niveles de grasa corporal.

RECOMENDACIÓN:

>> KEFIRALIA – Gránulos de Kéfir de Leche – Cultivo

Otra de sus ventajas es su capacidad para mantener el equilibrio energético durante todo el día; permite realizar las actividades diarias con más vitalidad, ayuda a seguir un entrenamiento físico y a quemar más calorías.

Además, es un alimento saciante y altamente nutritivo, una alternativa ideal para un desayuno de dieta que permita bajar de peso de forma saludable.

Cómo hacer kéfir

  1. Coloca dentro de un recipiente de vidrio 1 litro de leche (fresca o pasteurizada) a temperatura ambiente y 60 gramos (4 cucharadas) de nódulos de kéfir.
  2. Si el recipiente tiene tapa hermética, asegúrate de no llenarlo hasta el borde, para dejar el espacio para la producción de gas en el proceso de fermentación (debe tener al menos 1/3 de aire). Si no usas un frasco con tapa, cubre el recipiente con un paño de tela y átalo al borde del frasco con un cordel.
  3. Deja estacionar la mezcla durante 24 horas (de 12 a 36 horas como máximo), a temperatura ambiente. La temperatura ideal es de 20°C.
  4. Agita el recipiente cada tanto, máximo cada 8 horas.
  5. Utiliza un filtro (puede ser una gasa) para colar el líquido. Lo que obtienes es la leche kefirada.
  6. Luego lava el frasco, coloca dentro los nódulos, agrega más leche y repite el proceso. También puedes lavar los nódulos con agua del grifo 2 o 3 veces a la semana.
  7. Para prepararlo más líquido, utiliza más cantidad de leche. Si lo prefieres más espeso, reduce la cantidad.

kefir

Kéfir: cuidados y consejos

  • No utilices recipientes ni utensilios de aluminio en la producción del producto, pues pueden quedar restos tóxicos en la bebida.
  • Si preparas kéfir con leche desnatada, alterna su cultivo con leche entera pasteurizada (no UHT), para evitar que se eche a perder.
  • La leche kefirada se mantiene en el refrigerador hasta 10 días, a una temperatura de 3ºC a 5°C. Recuerda que incluso en el refrigerador seguirá fermentando, por lo cual es recomendable consumirla cuanto antes.
  • Para conservar los gránulos, colócalos sobre un plato cubierto con una servilleta de papel y déjalos secar en un ambiente seco y aireado, moviéndolos cada día y despegándolos. Una vez secos, colócalos en un envase de vidrio o una bolsa de plástico. También puedes colocarlos en el freezer.
  • Para volver a utilizar el kéfir seco, sumérgelos en agua a temperatura ambiente y espera a que tomen su apariencia original.

RECOMENDACIÓN:

>> KEFIRALIA – Gránulos de Kéfir de Leche – Cultivo

Preguntas frecuentes

¿Cuánto kéfir tomar al día?

El consumo recomendado es de 250 a 500 gramos por día.

¿Es bueno tomar kéfir por la noche?

Tomar kéfir por la noche es muy bueno, pues ayuda a conciliar el sueño y mejora la digestión nocturna.

¿Qué tipos de kéfir existen?

No solo puedes prepararlo con leche. También existe el kefir de agua, de agua de coco, de leche de coco, de soja, de arroz, de cabra y de oveja.

¿Cómo endulzar el kéfir demasiado acido?

Puedes endulzarlo si lo deseas, pero debes hacerlo luego de filtrar los nódulos. No agregues aditivos al kéfir mientras está fermentando.

Para ello, puedes utilizar azúcar refinada, azúcar mascabo u otro tipo de azúcar orgánica, miel, edulcorante, canela, granola con miel, semillas, etc.

¿El kéfir contiene lactosa?

Los microorganismos del ácido láctico se alimentan con la lactosa, por ello su contenido es menor. Pero no es libre de lactosa; contiene del 20% al 50% aproximadamente de la cantidad de lactosa que tiene la leche. Para las personas intolerantes a la lactosa, se recomienda el kéfir de agua o el de leches vegetales.

¿Tiene efectos secundarios o contraindicaciones?

Sus beneficios superan ampliamente sus contraindicaciones. No proporciona efectos secundarios en personas sanas, pero puede ocasionar problemas digestivos en individuos muy sensibles. En estos casos, puede ocasionar diarrea, hinchazón y malestar estomacal.

RECOMENDACIÓN:

>> KEFIRALIA – Gránulos de Kéfir de Leche – Cultivo

Fuentes Bibliográficas

¡Compártelo con tus seguidores!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *